Inicio

/

Blog

/

M2M: la cuarta revolución industrial

M2M: la cuarta revolución industrial.

Miguel G.C.

   

Publicado - agosto 17, 2017

Podemos ya decir que, cuando más del 24% de los dispositivos cuente con tecnología M2M, habremos llegado a la cuarta revolución industrial. Y ese punto está cercano, específicamente está proyectado llegar para el año 2020. Pero, ¿Qué impacto tendrá esta cuarta etapa del sector industrial?


Para entenderlo, resumamos un poco en que consistieron las revoluciones anteriores: En la primera, llegó el ferrocarril, medio que aún sigue transportando gente e insumos por el mundo; además, hubo un crecimiento enorme en la industria textil y metalúrgica; la fuente de energía era primordialmente el uso del carbón y los lugares donde había mayor crecimiento eran los yacimientos y puertos.


Para la segunda revolución, se expandió el uso de vehículos automotores además de que comenzaron a surgir los aparatos eléctricos; los medios de transporte se expandieron a Aviones, automóviles, además de la implementación de la Televisión y radio como medios masivos de comunicación; los medios energéticos con mayor auge fueron (y siguen siendo) la electricidad y el petróleo.


Entonces llegó la hasta entonces última revolución industrial, en la cual la industria informática, así como la biotecnología y la microelectrónica llegaron al mercado; el tren de alta velocidad así como los vehículos eléctricos y las comunicaciones satelitales, así como el surgimiento de la internet llegaron en esta etapa; El uso de energías alternativas y nucleares comenzó a ser más común; y el mercado espacial comenzó a convertirse en una carrera.


Pero, ¿Qué nos espera en esta cuarta revolución industrial?


Con la incorporación de las tecnologías M2M podemos asegurar una automatización en muchos sistemas y aparatos comunes, además de un crecimiento en la eficacia y control de los procesos; podemos esperar la introducción de la industria cibernética, la optimización de la tecnología molecular, un desarrollo en los transportes del futuro, tales como autos que se conduzcan solos o vuelos automáticos, y el uso masivo de nanotecnología.


Estamos seguros que el uso de estas nuevas tecnologías traerá un bienestar social y un alto impacto que revolucionaran la vida cotidiana tanto de las empresas como de la sociedad en general. Por ello es que nos sentimos orgullosos de ofrecer estos productos.